Pesquisar Search

sábado, 17 de setembro de 2011

À atenção dos bibliotecários nas Universidades

Lamentablemente, en algún debate entre profesionales se oyó alguna voz discordante entre las casi unánimes felicitaciones que suscitaba este reconocimiento de los bibliotecarios como formadores. Quien discrepaba de la mayoría parecía hallarse conforme con el viejo cliché anquilosado del bibliotecario “guardián de los libros”, erudito de un conocimiento profesional imprescindible para acceder al conocimiento bibliográfico, y defendía su postura con peregrinos argumentos que confundían la formación con la docencia o exigiendo retribuciones extraordinarias por tareas que entendía exógenas a la responsabilidad del bibliotecario.


Sem comentários: