Pesquisar Search

sexta-feira, 24 de junho de 2011

Época de exames e enchentes nas bibliotecas

A los usuarios habituales, molestos porque se les manda callar en un lugar que para ellos no es ni mucho menos una sala de estudio, se les puede explicar que son muchos también quienes acuden sólo a consultar internet y sin embargo la biblioteca no es por ello un cíber; que las épocas de exámenes no son todo el año y que fuera de estos momentos puntuales la biblioteca sigue siendo la misma que ellos conocen.



Por otro lado, a los estudiantes se les debe hacer comprender que la biblioteca no es solo una sala con mesas, sillas, wifi, silencio y aire acondicionado, sino un servicio público, gratuito y para todos. A estos usuarios ocasionales, que quizá vengan por primera vez a la biblioteca, debemos verlos como una oportunidad más que como un posible problema. Muchos de ellos, en sus momentos de descanso, pasean entre las estanterías y descubren lo que puede ofrecerles la biblioteca. Preguntan entonces qué se necesita para hacerse el carné o cómo pueden sacar en préstamo tal o cual documento que les ha llamado la atención. Con ellos también funciona el boca a oreja, generando así nuevos usuarios…



Por tanto, incluso en época de exámenes, el bibliotecario logrará contar con usuarios satisfechos siempre y cuando sepa utilizar la mano izquierda y la mejor de sus sonrisas.

Sem comentários: